¿Cuál es la mejor saga de literatura infantil?

Son las chucherías de la literatura, aunque para muchos no comporten un gran valor. Con frecuencia los adultos miramos la literatura infantil con condescendencia y no le perdonamos sus faltas, olvidando que un buen libro para niños es como una buena bicicleta para niños: tiene que ser pequeña, correr mucho, incorporar muchos colores y, sobre todo, aguantar todos los trotes. Olvidamos eso y que, por supuesto, hay bicicletas pequeñas pero matonas mejores que la mejor bicicleta de adultos. Hoy nos preguntamos cuál es la mejor saga de literatura infantil, y cuáles añadirían ustedes.

__________________________________________________________________________________________

Los tres investigadores

Alfred Hitchcok y los Tres investigadoresTres amigos, que son un festival de los estereotipos —el gordito inteligente (Jupiter Jones), el gafotas que era una rata de biblioteca (Bob Andrews) y el cachas corto de luces (Pete Crenshaw)—, crean una agencia de investigación como pasatiempo juvenil. Y resuelven todos sus casos, obviamente, contando con la ayuda ocasional de Alfred Hitchcock. Y qué casos: el loro tartamudo, la calavera parlante o el caballo decapitado, por citar algunos de los más rimbombantes. Lo mejor de todo era su cuartel general: ¿quién no soñó con tener una guarida con varias entradas secretas en la campa de un chatarrero? Hasta su nombre era genial: el Patio Salvaje, que presumo que en su adaptación cinematográfica los exteriores podrían localizarse en la Cañada Real.

__________________________________________________________________________________________

Los cinco

LosCinco en billycock hill1967Se trataba de un grupo de rima fácil que parece diseñado con cánones políticamente correctos de la actualidad con dos chicos (Julian y Dick), una chica (Ana), una chica visibilizada como chico (Georgina-Jorge) y un perro (Tim). Pero sus andanzas eran de otra época; baste recordar una de sus más famosas cuando alquilan unas caravanas ¡tiradas por caballos! para irse de vacaciones. Y siempre se metían en líos, aventuras que resolver y misterios que aclarar, aun poniendo en peligro sus vidas. La verdad es que, como un niño dijo: «pero si en el bosque había un lobo, ¿cómo dejaron sus papás ir sola a Caperucita?». Pues eso, que sus padres no escarmentaban. Por último y no menos importante: eran sumamente adictos a la cerveza de jengibre.

__________________________________________________________________________________________

Cincuenta sombras de Grey

cincuenta-sombras-de-grey-9788425348839El gran bombazo de la literatura prepúber de los últimos años. Una historia arriesgada y nunca vista (Anastasia Steele, la chica inocente, se enamora de Christian Grey, el guapo malote rico) con moraleja confusa para los estándares habituales puesto que parece que al final no es mejor dar que recibir. Tal vez se abuse de la doctrina cristiana con lo de poner la otra mejilla y la chica acabe recibiendo como una estera, pero queda claro que su diosa interior se lo ha buscado y aquí paz y después gloria. Sea como sea, debemos agradecer a esta saga la inclusión en nuestros vocabularios de exclamaciones perrunas como UAU.

__________________________________________________________________________________________

Harry Potter

harry-potter-y-la-piedra-filosofal-1Otra historia que nunca habíamos oído: un huérfano solitario que en realidad está predestinado a grandes cosas como salvar el mundo y ser puteado por los macarrillas de clase mientras tanto. El chico, Harry Potter, tiene talento en lo de la magia y pronto destaca con sus dotes innatas, lo que despierta muchas envidias y el apoyo incondicional de un reducido grupo de admiradores, que irá creciendo conforme pasan las páginas de los siete libros en un buen ejemplo de lo sano que es arrimarse al sol que más calienta. Y evidentemente hay un malo, Lord Voldemort, que es un poco redicho, pero el tío se hizo respetar con anterioridad y se le tiene tanto miedo que no se pronuncia su nombre en voz alta y se le denomina Quien-Tú-Sabes, Belén-Esteban o El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado, según la ocasión. Así que la batalla está servida aunque todos sospechemos desde la primera línea del primer libro cómo va a acabar. También viajan en tren. Una saga magistral.

__________________________________________________________________________________________

Manolito Gafotas

Emilio_Uberuaga_manolitoTodos conocemos el punto de partida: Manuel García Moreno, alias Manolito Gafotas, es un niño de gran vida interior y pocas aptitudes exteriores que vive en Carabanchel (Alto) con su madre Cata, su abuelo Nicolás, su hermano el Imbécil y, más recientemente, su hermana pequeña, la Chirli. Sus amigos son el Orejones (un cerdo traidor), Yihad (el chulo del barrio), Susana Bragas-Sucias, Jessica la exgorda, Paquito Medina, Arturo Román y Mostaza. No es que corran juntos unas aventuras trepidantes pero tampoco les hace falta: si algo caracteriza a Manolito Gafotas es su inmersión costumbrista en el Madrid de los barrios obreros y su retrato humorístico de un niño por el que atraviesan todos los ejes de lo medio: aspecto medio, familia media, clase media. Manolito Gafotas, originalmente un personaje radiofónico de Elvira Lindo, nació a efectos literarios en 1994 y desde entonces se ha convertido en el mayor éxito editorial de la literatura infantil española: lleva ocho libros, el último en 2012, decenas de traducciones, dos películas y una serie de televisión.

__________________________________________________________________________________________

Teo (hace cosas)

teo_va_a_casa_de_una_amigaTeo debe de ser el niño más hiperactivo del mundo. Espíritu libre, emprendedor precoz, Galileo infantil está en todas partes haciendo cosas. ¿Qué cosas? Muchas. En todas partes. Teo no echa la siesta, Teo no duerme, Teo no procrastina. Hemos visto a este pelirrojo churumbel realizando actividades tan diversas, en sitios tan variopintos, que el imaginario popular canalla lo ha representado de la forma más perversa posible. Los lectores que crecieron con él, ya adultos, no han querido dejarlo completamente de lado y de forma clandestina lo han puesto en nuevas situaciones. Y claro, Teo ya va a botellones, cenas de empresa, busca curro como comercial, fuma chinos de heroína, se masturba hasta hacerse sangre y, en general, hace un montón de cosas.

__________________________________________________________________________________________

La obra de Ayn Rand

coverA lo largo de Himno, El manantial y La rebelión de Atlas y mediante una prosa que podríamos calificar de calidad poco contrastada, Rand expone un ideario a la medida de esa criatura egocéntrica que es un niño antes de asumir que el resto de individuos con los que comparte la vida no están puestos ahí para atender tus deseos e incluso tienen los suyos propios, y quizá conviene interactuar con ellos de forma más o menos solidaria o al menos sensata. En los ensayos parasitarios a estas obras desarrolla un sistema llamado Objetivismo, de una profundidad filosófica equivalente a la religiosa de L. Ron Hubbard, que podríamos resumir en yo yo yo yo YO, el egoísmo es el valor supremo y voy a conducirme por el mundo con las gónadas por montera, que para eso YO tengo razón a la hora de entender la existencia. De cómo convivir con nuestros semejantes si eligen idéntica línea de actuación es algo que no queda muy claro, pero podemos averiguar si abandonamos a los niños en un jardín de infancia y observamos las evoluciones de los semovientes sin que intervenga ningún malvado poder opresor.

__________________________________________________________________________________________