¿Cuál es el plato más sobrevalorado de la gastronomía española?

Publicado por

En España jugamos con la ventaja —o desventaja— de que, al ser la dieta mediterránea una de las mejor valoradas del mundo, casi nunca se cuestione de manera pública la calidad o el sabor de nuestras comidas. Sabemos que si alguien se atreve a infravalorar un plato que al resto le encanta está destinado a ser la vergüenza del grupo. De hecho, cuando empieza una discusión, la receta de la abuela es el argumento principal para defender el honor de la comida criticada. En nuestra gastronomía no son pocos los platos tradicionales, y tampoco es bajo el culto desorbitado que se les rinde. Ante esta situación, lanzamos el tema del que tememos hablar libremente: los posibles platos más sobrevalorados en España. Es cuestión de opiniones, pero no está de más bajar del pedestal algunas recetas que nos representan. Así, pueden votar según su opinión o, si no están de acuerdo con los ejemplos dados, tienen la opción de añadir en los comentarios aquellas comidas tradicionales que consideren más sobrevaloradas y no aparezcan en esta lista. Sientan libertad para iniciar la guerra civil gastronómica.

(La caja de voto se encuentra al final del artículo)


Tortilla de patatas

La tortilla de patatas no puede faltar en ningún hogar español. De hecho, se suele hablar de este plato formado principalmente por huevo y patatas como de un verdadero manjar. No obstante, está sometido a debates constantemente, sobre si la verdadera tortilla debe contener cebolla o no, o si es mejor muy hecha o poco hecha. Si fuera una comida tan especial, no se cuestionarían aspectos importantes de la receta general. Además, la receta no es tan enrevesada como para que se la venere de esta manera. Tal es la devoción del plato que tiene día internacional: 9 de marzo.  Y, aunque otros países tienen recetas parecidas, como la frittata italiana, nos atrevemos a decir que nuestra tortilla de patatas es mejor.


Croquetas

Según la RAE, la definición de este plato es: «Porción de masa, generalmente redonda u ovalada, hecha con un picadillo de jamón, carne, pescado, huevo u otros ingredientes, que, ligado con besamel, se reboza en huevo y pan rallado y se fríe en aceite abundante». No deja de ser comida de aprovechamiento que, en tiempos de vanguardia culinaria, no ha perdido su «valor». En los últimos años se ha generalizado un culto peculiar hacia este alimento a través de las redes sociales, pero siendo realistas, de cada diez croquetas en restaurantes, una está verdaderamente buena. El resto son congeladas, simple fritanga, contienen exceso de rebozado…. Por supuesto, este alimento también cuenta con día internacional, el 16 de enero. Además, por mucho que parezca marca España, la receta es originariamente francesa, y muchos países europeos tienen sus equivalentes.


Cachopo

Este plato asturiano es popular en el norte de España, y aquí ya lo hemos introducido en la lista de cosas más sobrevaloradas de la vida. Sin embargo, nunca se puede discutir sobre él con un asturiano, porque no cualquier receta es un cachopo. El plato consta de dos filetes de ternera empanados, entre los que se coloca jamón serrano y queso. Fue convertida en comida de culto en la época de los hipsters, pero muchos afirman que su éxito recae en el bajo precio del producto, pues por lo demás se trata de un plato grasiento. Por su forma, es una comida que podría encontrarse perfectamente en el menú infantil de cualquier restaurante. De hecho, el filete empanado es la comida favorita de muchos niños, pero parece que en este caso es una receta emblemática.


Gazpacho y salmorejo

Estos dos platos son parecidos, pero se diferencian principalmente en la técnica y en la textura, puesto que el primero se puede beber y el segundo equivale a una crema fría. Comparten alimentos: tomate, pan, aceite de oliva y el ajo, aunque el gazpacho también puede llevar pepino. Dándole una vuelta, podría decirse que es una tostada con tomate triturada, y pensándolo así, quizá la imagen no nos resulte tan deliciosa. Parece que el gazpacho y el salmorejo van de la mano con el verano, tanto, que en el caso del primero se vende hecho ya en los supermercados para beberlo directamente del bote, sustituyendo incluso al vaso de agua para refrescarse. Porque justo esa es la esencia de ambas recetas: refrescar. No tienen un sabor peculiar o diferente, y que sean dos platos muy parecidos pero con distinto nombre demuestra de nuevo el purismo de la gastronomía española.


Cocido madrileño

El cocido madrileño es un plato de cuchara bastante grasiento, pues consta de varias partes a la hora de comerlo: primero, una sopa con fideos, después garbanzos y verduras y, por último, carnes y embutidos. De hecho, las croquetas tradicionales se crean a partir de los restos de este plato. Como el gazpacho al verano, el cocido al invierno. Porque puede ser el plato favorito de muchos, pero solo cuando hace frío. Aunque es una receta de origen humilde, se conoce que el rey Carlos I y su hijo, el rey Felipe II, eran verdaderos admiradores de este plato. Por ello, el cocido cobró mayor importancia en la gastronomía española después de que Felipe II trasladase la capital de España a Madrid. Y quizás de ahí viene que esté tan sobrevalorado.


Paella

Si algo sabe decir un turista en España es «cerveza» y «paella». Sin embargo, la verdadera paella valenciana se come pocas veces, puesto que es una receta purista: según los valencianos, debe llevar arroz, conejo, pollo, judías verdes, tomate, garrofón, romero y azafrán. Lo que no coincida, no es paella, es arroz con cosas. No obstante, no son pocas las personas a las que les gusta casi en exclusividad la «paella» de su madre o la que hace su padre los domingos. Fuera de casa, no es tan sencillo que agrade este plato típico. Hay una cantidad de platos españoles (sobre todo de la zona levantina) con arroz muchos menos valorados, como el arroz negro, arroz a banda y el arroz al horno. A parte de ser el souvenir español en forma de imán por excelencia, junto con la flamenca, parece ser solo un plato de culto que en pocos sitios cumple las condiciones del consumidor.


Pulpo a la gallega

El pulpo a la gallega es un plato muy valorado en toda España aunque sea una receta originaria del norte. Servido normalmente con patatas, le sucede una cosa parecida a las croquetas: es difícil encontrar un pulpo a la gallega bueno. De hecho, es muy común que se quede duro o demasiado blando. También es muy importante la materia prima, y parece que no se tiene tan en cuenta muchas veces fuera de Galicia. Eso sí, no es un plato que satisfaga completamente el hambre.


Fabada asturiana

Este es el segundo plato asturiano que opta al puesto de más sobrevalorado. Esta receta formada por faba, embutidos y cerdo es uno de los más reconocidos de la gastronomía española. No es por poner en cuestión su originalidad, pero le sucede lo mismo que al cocido madrileño: existen muchos platos de chuchara españoles hipercalóricos de igual valor y potencial generador de gases intestinales.


Pescaíto frito

El pescaíto frito, como dice el nombre, es pescado frito, y se come sobre todo en Andalucía. En este plato la calidad del pescado puede quedar en segundo lugar puesto que en los alimentos fritos y rebozados o empanados el sabor del producto tiende a perder el protagonismo. Por ello, a los niños se les reboza o empana todo. Partiendo de este punto, la pregunta es si un producto como el pescado necesita de esta técnica culinaria para lucirse. Sin embargo, la gente llena los chiringuitos solo para poder comer este plato, que se identifica especialmente con el verano.


Bonus track: ensalada mixta

Probablemente la comida más sobrevalorada del mundo, ya que se encuentra en la carta de cualquier bar o restaurante. Es rara la jornada que no encabeza la lista de primeros platos del menú del día. Se llama «mixta» porque lleva de todo y nada a la vez, porque sin un buen aliño es imposible hincarle el diente. Sin embargo, se trata de un plato sano typical Spanish, que eso tiene bastante valor hoy en día.


La tabla de precios no existe. Por favor, revisa tu shortcode.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.