Si interpretas Colossal como una comedia romántica tienes una idea perversa del amor

Hay un tipo de mi barrio con el que me he cruzado dos veces junto a los congelados del supermercado. Se para frente a la puerta donde se amontonan los cadáveres culinarios que el consumidor solo tendrá que descriogenizar, la abre y coge una bolsa de anillas de pota. La primera vez vi que entrecerraba los ojos, como un gato […]