Nadie quiere ser Nadia

En las conversaciones fabuladas de La pequeña comunista que no sonreía nunca (Anagrama, 2015), Lola Lafón puso en boca de Nadia Comaneci la sentencia: «Todos los deportistas que ganan son símbolos políticos». Es así, pero en su caso fue más. Nadia Comaneci llegó a ser sinónimo de gimnasia. Como Pelé de fútbol. Realizó el ejercicio perfecto en Montreal 76, calificado […]