Escribir desde la cárcel y el alcohol

Parecía que el pecado siempre iba a estar ahí. El pecado, ese concepto bíblico que obliga al arrepentimiento y, si tienes suerte, al perdón. Naciste pecadora, muchacha, querida Eva, y nada podrá salvarte. Muchos años después de las faldas plisadas, los calcetines […]