La maldición del ego del arquitecto

Una conversación con Juan Diez del Corral Encontré esta rotonda por casualidad, en Calamocha. Salí de la autovía y ¡toma! No me lo podía creer. Todo acero corten. Y es gigantesca, fíjate en el tamaño del árbol y las torres del tendido eléctrico… Crecí en su día y envejezco ahora viendo cómo en los pequeños pueblos de mi Castilla han […]