Diez lugares que debería visitar un buen aficionado a la Fórmula 1 (al que no le falte el dinero)

Monza es un sitio mágico. Hace magia. De verdad. Al que llega allí sin gustarle las carreras, se vuelve adicto compulsivo, y el lugar le inocula un veneno que le transforma para siempre. No se sabe muy bien si es algo en el aire, en las plantas […]